como-acercarte-a-tu-destino-espiritual-biblia-versiculos
¿QUÉ DICE LA BIBLIA SOBRE ACERCARSE A TU DESTINO?

¿QUÉ DICE LA BIBLIA SOBRE ACERCARSE A TU DESTINO?

A pesar de los años que luchaba Jacob—a pesar de sus pocos y malos días—la emergente nación de Israel todavía iba en camino a su destino. Jacob—ya conocido por su nuevo nombre de Israel—llegó a ser el padre de un joven llamado José quien sería un vínculo vital en el destino divino de Israel.

Durante los próximos días vamos a aprender como el destino personal de Jacob estaba entrelazado con gran complejidad con el plan de Dios para Su pueblo escogido. Veremos cómo pese a grandes adversidades, José cumplió la visión que Dios le dio. Y por supuesto, en el transcurso del estudio, encontraremos más verdades espirituales para usar en nuestros propios caminos hacia el destino.

José tuvo un viaje difícil en el camino al cumplimiento de su visión. Puedes leer su historia en los capítulos 3050 de Génesis. El ambiente hogareño de José era todo lo contrario a algo alegre. Aprendimos que su padre, Jacob (Israel) tuvo una larga trayectoria de decepción. Su madre Raquel, siempre tenía conflictos con Lía, la otra esposa de Jacob. Raquel siempre intentaba manipular a Jacob para lograr su cariño exclusivo.

Había parcialidad en la casa que causó rivalidad y celos. A Jacob le caían mejor Raquel y José que Lía y los otros hijos. La túnica especial que recibió José de su padre era más que una simple prenda hermosa. No era la prenda de trabajo común y corriente que usaban los pastores, así que lo distinguió a José como el niño favorito, que no estaba obligado a trabajar como sus hermanos.

Cuando joven, José tuvo una visión de su destino que compartió con su familia, y por ello sus hermanos lo odiaban (Génesis 37:8) (¡Ten cuidado con quien compartes tu visión!) Ni siquiera podían hablarle pacíficamente y al fin lo traicionaron, inicialmente por tirarlo en un hoyo y después venderlo como esclavo (Génesis 37:24).

José vivía en una familia donde dominaba el engaño, la inmoralidad, la manipulación, el celo y el odio. Por diecisiete años creció en esta familia desestructurada y luego fue traicionado por sus hermanos. Él podía haber culpado a este ambiente por arruinarle la vida y al hacerlo, habría tirado su futuro a la basura.

Tal vez puedas identificarte con José si vienes de una familia donde sufrías el abuso, el rechazo o el abandono. La pregunta es esta, ¿permitirás que el dolor del pasado arruine el futuro que Dios tiene planeado para ti?

Al igual que José, pasarás muchos retos cuando sales a abrazar tu destino porque Satanás quiere matar tu futuro. Él quiere retenerte preso en el hoyo de circunstancias negativas. Quiere mantenerte amarrado en la prisión de tus problemas. Debes reconocer, sin embargo, que Dios está usando cada situación—la buena y la mala—para acercarte más a tu destino espiritual (Romanos 8:28).

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí