Inicio » Dios » [mujercristiana] PROMESA DE DIOS

[mujercristiana] PROMESA DE DIOS

PROMESA DEL DIOS ETERNO Y CREADOR

Autor desconocido

¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cuál creó los confines de la tierra? No desfallece ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance. El da esfuerzo al cansado y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunasí

(Isaías 40:28-29)

El hombre con facilidad rompe y no cumple sus promesas. Dios en cambio, cumple lo que promete; pero toda promesa, tiene su parte, su condición. Para hacer nuestra la promesa, tenemos que obedecer al Señor. Por ejemplo, Dios da fuerzas, cuando nosotros lo buscamos.

Este capítulo es rico, habla del perdón y restauración de Israel. De la voz o el mensaje que recibe el profeta para que lo trasmita fielmente al pueblo. Se menciona al Señor Eterno y Creador del Universo; no hay nadie como Él, pues creó todas las cosas. ?¡Tal es la grandeza de su fuerza y el poder de su dominio!?.

La fe en el poder creador de Dios ofrece un sólido punto de apoyo al mensaje de salvación anunciado en Isaías. Si Jehová es el único creador del Universo, todo cuanto existe está sometido a su dominio. Por tanto, ninguna fuerza humana es capaz de impedir que Él lleve a buen término sus designios de salvación. (RV95)

Dios no es humano, no se cansa, su entendimiento es infinito, no lo podemos alcanzar ni entender. Los jóvenes tienen energía, pero se cansan, ni hablar de los ancianos. Todos nos cansamos y fatigamos, pero Élos que esperan en Jehová tendrán nuevas fuerzas, levantarán alas como las águilasí.

La idea no es abusar de nuestra salud física, sino que al obedecer al Señor y su Palabra. El meditar, orar y andar con Dios, nos motivará para seguir adelante, aún en medio de las limitaciones físicas.

Es clave esperar en el Señor y realizar la misión divina, de amor y de servicio al prójimo.

REFLEXION:

¿Quieres ver multiplicadas tus fuerzasí Confía en Dios.

“…Y mi alma se alejo de la paz, me olvide del bien, y dije: perecieron mis fuerzas, y mi esperanza en Jehova.
Acuerdate de mi afliccion y de mi abatimiento, del ajenjo y de la hiel.
Lo tendre aun en memoria, porque mi alma esta abatida dentro de mi; esto recapacitare en mi corazon, por lo tanto esperare”
( Lamentaciones 3:17-21 )

Deja un comentario

27 Compartir
Comparte27
Tweet
WhatsApp
Comparte